Abogado
Extranjería Barcelona

Nacionalidad española: guía definitiva

En este artículo hablaremos de todas las vías disponibles para adquirir la nacionalidad española, un proceso que puede variar dependiendo de la situación individual de cada solicitante. Desde la nacionalidad por residencia hasta la opción por carta de naturaleza, pasando por exámenes específicos, cada camino tiene sus requisitos y particularidades. Este es tu punto de partida hacia la ciudadanía española.

Nacionalidad española por residencia

La adquisición de la nacionalidad española por residencia es una de las opciones más utilizadas por aquellos que desean convertirse en ciudadanos españoles. 

Este proceso no solo implica haber vivido en España durante un tiempo determinado, sino que también conlleva una serie de requisitos y procedimientos que el solicitante debe cumplir y seguir cuidadosamente.

Requisitos generales

  • Período de residencia legal y continuada: para solicitar la nacionalidad por residencia, es fundamental haber residido en España de manera legal, continuada e inmediatamente anterior a la solicitud durante un período que varía según el caso particular del solicitante. Por ejemplo, el tiempo general requerido es de 10 años, pero existen excepciones que reducen este período a 5 años para refugiados, 2 años para nacionales de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal o sefardíes, y 1 año para aquellos que están casados con un ciudadano español, entre otros casos especiales.
  • Pago de la tasa: el proceso está sujeto al pago de una tasa, que actualmente es de 104,05 EUR. Este importe está sujeto a cambios basados en las Leyes de Presupuestos Generales del Estado.
  • Documentación requerida: los solicitantes deben presentar una serie de documentos, que incluyen, pero no se limitan a, certificado literal de nacimiento legalizado o apostillado, certificado de antecedentes penales tanto del país de origen como de España (para mayores de 18 años), y documentos que acrediten la residencia legal en España durante el tiempo requerido.

Proceso de solicitud de la nacionalidad española por residencia

La solicitud de nacionalidad por residencia debe dirigirse a la Subdirección General de Nacionalidad y Estado Civil. Aunque las solicitudes pueden presentarse de forma telemática, es crucial tener en cuenta que, para las tramitaciones anteriores al 15 de octubre de 2015, no se admiten notificaciones electrónicas ni a través de representantes voluntarios. 

Esto implica que las comunicaciones y notificaciones se realizarán a través del encargado competente para la instrucción del expediente, según lo establecido por la normativa vigente.

Excepciones y consideraciones especiales

Entre las principales excepciones y consideraciones especiales de la nacionalidad española por residencia encontramos:

  • Notificaciones electrónicas y representantes voluntarios: es importante recalcar que, para las solicitudes procesadas bajo la normativa anterior al 15 de octubre de 2015, el sistema de notificaciones electrónicas y la representación a través de voluntarios no son aplicables, lo que puede influir en la forma en que los solicitantes reciben las comunicaciones oficiales respecto a su proceso.
  • Discrecionalidad del Gobierno: la concesión de la nacionalidad por residencia es un acto discrecional del Gobierno español, realizado mediante Real Decreto tras valorar cada caso individualmente. Esto significa que no todas las solicitudes son automáticamente aprobadas; la decisión final está sujeta a la evaluación de cada situación particular.
  • Jura de la nacionalidad: una vez aprobada la solicitud, el solicitante debe realizar la jura o promesa de fidelidad al Rey y obediencia a la Constitución y las leyes. Este acto se puede llevar a cabo en el Registro Civil o ante notario, según la elección del solicitante. Un acto que no solo refleja el compromiso del nacionalizado con su nueva Patria, sino que también abre la puerta a los derechos y deberes que conlleva ser ciudadano español.

La nacionalidad por residencia es un camino hacia la ciudadanía española lleno de detalles específicos y procedimientos que requieren mucha atención y conocimientos jurídicos. La preparación cuidadosa con un abogado experto en extranjería y el cumplimiento de todos los requisitos son esenciales para el éxito de la solicitud. 

nacionalidad-espanola-por-residencia

Nacionalidad española por carta de naturaleza

La nacionalidad española por carta de naturaleza es un procedimiento excepcional y bastante singular dentro de las diversas formas de adquirir la ciudadanía española. 

Este método se caracteriza por su flexibilidad y la discrecionalidad con la que el Gobierno puede conceder la nacionalidad a personas que, por sus circunstancias particulares, se consideran merecedoras de este privilegio. 

Así, la carta de naturaleza es una herramienta legal que permite al Gobierno de España otorgar la nacionalidad a individuos en situaciones excepcionales, sin que estos tengan que cumplir con los requisitos habituales de residencia o los vínculos de sangre normalmente necesarios para la adquisición de la nacionalidad. 

Este mecanismo no sigue las normas generales del procedimiento administrativo, lo que significa que cada caso se evalúa de manera individualizada, teniendo en cuenta sus particularidades únicas.

Circunstancias excepcionales

Las circunstancias excepcionales que pueden llevar al otorgamiento de la nacionalidad española por carta de naturaleza incluyen, pero no se limitan a, méritos extraordinarios realizados por la persona solicitante de la nacionalidad española en campos como la ciencia, el arte, la cultura, la economía, la política, la tecnología, o el deporte, que hayan redundado en beneficio de España o que hayan contribuido significativamente al avance y bienestar de la sociedad. 

También puede aplicarse a personas que se encuentran en situaciones humanitarias particulares o que han prestado servicios relevantes a España.

Proceso de solicitud de la nacionalidad española por carta de naturaleza

Para iniciar el proceso, el solicitante, preferiblemente a través de un abogado experto en Derecho de extranjería, debe dirigir su petición directamente a la Subdirección General de Nacionalidad y Estado Civil, parte de la Dirección General de los Registros y del Notariado, que se encuentra en Madrid. 

La solicitud debe exponer claramente las razones que justifican la concesión de la nacionalidad por esta vía excepcional, acompañada de toda la documentación que pueda respaldar y demostrar las circunstancias alegadas.

  • Documentación: aunque el proceso es muy individualizado, se recomienda presentar documentos que acrediten la identidad del solicitante, así como cualquier prueba que pueda demostrar las circunstancias excepcionales o los méritos extraordinarios alegados.
  • Evaluación y decisión: dado su carácter discrecional, la solicitud será evaluada por el Gobierno, que considerará la singularidad y la relevancia de cada caso. La decisión final se comunica al interesado de forma personal y, en caso de ser positiva, se formaliza mediante la publicación en el Boletín Oficial del Estado.

Consideraciones importantes sobre la nacionalidad española por carta de naturaleza

Cuando se valora la opción de optar a la nacionalidad española por carta de naturaleza, se deben tener en consideración los siguientes aspectos:

  • Discrecionalidad del Gobierno: la decisión de conceder la nacionalidad por carta de naturaleza es totalmente discrecional y no está sujeta a un procedimiento estándar de apelación. Sin embargo, cada solicitud recibe una consideración detallada y justa basada en sus méritos individuales.
  • Rapidez del proceso: aunque no hay un plazo fijo para la resolución de estas solicitudes, el proceso puede ser más rápido que otros métodos de adquisición de la nacionalidad, dada la naturaleza excepcional de las circunstancias que lo justifican.

La nacionalidad española por carta de naturaleza representa una vía extraordinaria de integración a la comunidad española, reservada para aquellos cuyas circunstancias personales, contribuciones o méritos justifican una consideración especial. 

Este procedimiento destaca la capacidad de España para reconocer y premiar a individuos que, más allá de los lazos de sangre o el tiempo de residencia, han establecido vínculos profundos y significativos con el país y su gente.

nacioanlidad-espanola-por-carta-de-naturaleza

Nacionalidad española para españoles de origen

La nacionalidad para españoles de origen constituye uno de los fundamentos más tradicionales y directos para la adquisición de la ciudadanía española. Este estatus se confiere automáticamente bajo ciertas condiciones, estableciendo un vínculo inmediato e indisoluble con España desde el momento del nacimiento o, en casos especiales, a través de la adopción. 

La ley española establece que son españoles de origen aquellos individuos nacidos de al menos un progenitor que sea español, sin importar el lugar de nacimiento. Esto significa que la nacionalidad se transmite de padres a hijos de forma automática, reflejando el principio de «derecho de sangre» (ius sanguinis) que vincula la nacionalidad a la ascendencia o herencia familiar.

Nacidos en España

Además de los nacidos de padres españoles, la ley contempla ciertas situaciones en las que los nacidos en territorio español pueden reclamar la nacionalidad de origen:

  • Hijos de padres extranjeros: si al menos uno de los padres ha nacido en España, sus hijos nacidos en España también son considerados españoles de origen. Esta condición aplica incluso si los padres poseen otra nacionalidad, subrayando la importancia del vínculo territorial (ius soli) en combinación con el vínculo de sangre.
  • Hijos de apátridas o de padres cuya legislación no transmite su nacionalidad: en casos donde los padres son apátridas o la legislación del país de origen de los padres no permite transmitir la nacionalidad a sus hijos nacidos en el extranjero, España ofrece protección y un sentido de pertenencia al conceder la nacionalidad de origen a estos niños nacidos en su territorio.
  • Menores cuya identidad y nacionalidad son desconocidas: los niños encontrados en España cuya primera identidad conocida es española son presumidos españoles de origen. Esto asegura la protección de los derechos de los menores más vulnerables, proporcionándoles una nacionalidad y, con ella, acceso a servicios y derechos fundamentales.

Menores adoptados por un español

La ley española también reconoce como españoles de origen a aquellos menores de 18 años que son adoptados por un ciudadano español. Este reconocimiento se extiende de manera inmediata desde el momento de la adopción, creando un vínculo legal y afectivo con el país. 

Para los adoptados mayores de 18 años, la ley ofrece la posibilidad de optar por la nacionalidad española de origen dentro de los dos años siguientes a la formalización de la adopción, facilitando así su integración plena y efectiva en la sociedad española.

Consideraciones importantes en nacionalidad española por origen

Si se está valorando la idea de optar a la nacionalidad española por origen, es conveniente tener en consideración los siguientes elementos:

  • Documentación y procedimiento: aunque la adquisición de la nacionalidad por origen es automática bajo estas circunstancias, es necesario formalizar el estatus mediante la inscripción en el Registro Civil. Esto implica presentar la documentación que acredite las condiciones bajo las cuales se reclama la nacionalidad española de origen.
  • Derechos y deberes: ser español de origen confiere todos los derechos y obligaciones establecidos en la legislación española, incluyendo el derecho a la educación, a la salud, a trabajar y residir en España, así como en cualquier otro país de la Unión Europea, y el deber de contribuir a la sociedad y cumplir con las leyes del país.

La nacionalidad para los españoles de origen es una expresión de la continuidad y pertenencia a la comunidad nacional española. Refleja un compromiso con la protección de los derechos de los individuos desde su nacimiento o adopción, asegurando su integración plena en la sociedad y el acceso a los derechos y deberes que esto conlleva.

nacionalidad-espanola-para-espanoles-de-origen

Nacionalidad española por posesión de estado

La nacionalidad por posesión de estado es una figura jurídica particularmente interesante dentro del derecho español, que permite a ciertas personas adquirir la nacionalidad española a pesar de no cumplir con los criterios habituales de descendencia, residencia o matrimonio. 

Esta vía reconoce la importancia de la integración efectiva y la identidad personal vivida, ofreciendo un camino hacia la nacionalidad basado en el principio de buena fe y la práctica continuada de la vida como ciudadano español. 

Por eso, la nacionalidad por posesión de estado se basa en el reconocimiento legal de la situación de aquellas personas que, actuando de buena fe y sin conocer su verdadera situación jurídica, han vivido y se han comportado como ciudadanos españoles durante un periodo prolongado. 

Este concepto subraya la importancia de los hechos sobre el papel, reconociendo los lazos que un individuo ha formado con España a través de su vida cotidiana, su integración en la comunidad y su participación en los deberes cívicos y sociales.

Requisitos esenciales de esta modalidad

A la hora de optar a la nacionalidad española por posesión de estado, se deben tener en cuenta los siguientes requisitos:

  • Posesión y uso de la nacionalidad española: el individuo debe haber poseído y utilizado la nacionalidad española de manera continuada durante al menos diez años antes de la solicitud. Esto implica haberse identificado y comportado en todos los aspectos de la vida pública y privada como ciudadano español, incluyendo el ejercicio de derechos y el cumplimiento de obligaciones.
  • Buena fe: la posesión y uso de la nacionalidad deben haberse realizado de buena fe, es decir, bajo la creencia genuina de que el individuo era de hecho ciudadano español. La buena fe se pierde si se demuestra que el individuo conocía su verdadera situación jurídica y, a pesar de ello, optó por actuar como español.
  • Inscripción en el Registro Civil: el título de nacionalidad sobre el que se basó la posesión y uso de la nacionalidad debe haber estado inscrito en el Registro Civil. Incluso si este título es anulado o se descubre que era inválido, la posesión de estado durante el período requerido sigue siendo un fundamento válido para solicitar la nacionalidad.

Proceso de solicitud de nacionalidad por posesión de estado

La solicitud de nacionalidad por posesión de estado debe presentarse ante la Dirección General de los Registros y del Notariado, aportando las pruebas necesarias que demuestren la posesión y uso continuado de la nacionalidad española bajo buena fe y la inscripción del título en el Registro Civil. 

El proceso evaluará tanto la documentación presentada como las circunstancias personales del solicitante.

Consideraciones legales y prácticas

Igualmente, es importante remarcar las siguientes consideraciones legales cuando se opta a la nacionalidad española por posesión de estado:

  • Evaluación caso por caso: dado el carácter excepcional de esta vía, cada solicitud es evaluada de manera individual, considerando las pruebas específicas y las circunstancias únicas de cada caso.
  • Importancia de la prueba documental y testimonial: la capacidad para demostrar la posesión de estado de manera efectiva depende en gran medida de la presentación de pruebas documentales (como registros de identidad, votación, y participación en la vida pública) y testimonios que corroboren la integración y aceptación del individuo en la sociedad española como ciudadano.
  • Consecuencias de la concesión: la obtención de la nacionalidad española por posesión de estado consolida de manera retroactiva la situación de facto del individuo como ciudadano español, legitimando todos los actos realizados bajo la presunción de nacionalidad española y otorgándole todos los derechos y obligaciones asociados a este estatus.

La nacionalidad por posesión de estado destaca por su capacidad para rectificar situaciones en las que la realidad social y personal del individuo no se corresponde con su estatus jurídico formal. 

Este mecanismo subraya el compromiso de España con el principio de equidad, reconociendo y legitimando la identidad y pertenencia de aquellos que, de corazón y en práctica, ya son parte integral de la comunidad española.

nacionalidad-espanola-por-posesion-de-estado

Nacionalidad española por opción

La nacionalidad por opción es una vía legal específicamente diseñada para facilitar la adquisición de la nacionalidad española a individuos que, aunque no nacieron con ella, tienen vínculos significativos con España a través de la familia o situaciones especiales. 

Este elemento refleja la voluntad del legislador de reconocer y consolidar los lazos emocionales, culturales y sociales que unen a estas personas con España, más allá de los criterios de nacimiento o residencia.

Criterios y condiciones

La opción de nacionalidad se concede a varios grupos específicos, bajo condiciones particulares que buscan identificar y formalizar los vínculos existentes con España:

  • Menores de edad o personas con capacidad modificada judicialmente que sean adoptadas por un español: en estos casos, la nacionalidad puede ser solicitada en nombre del menor o incapacitado por sus representantes legales, facilitando su integración en la familia y en la sociedad española desde cualquier edad.
  • Personas que han estado bajo la guarda o tutela de un ciudadano o institución española: este criterio reconoce la influencia positiva y el entorno de cuidado proporcionado por ciudadanos o entidades españolas, considerando estos factores como fundamentales para la formación de una identidad española.
  • Individuos cuyos padres hubiesen sido originalmente españoles: este grupo incluye a aquellos cuyos progenitores podrían haber perdido o renunciado a su nacionalidad española, permitiendo a sus descendientes recuperar la conexión legal con su herencia cultural.

Proceso de solicitud de la nacionalidad por opción

Como en el resto de solicitudes, existe un proceso definido para conseguir la nacionalidad española por opción:

  • Presentación de la solicitud: la opción a la nacionalidad española debe manifestarse formalmente, cumpliendo con los requisitos documentales exigidos para cada caso particular. Esto incluye, pero no se limita a, certificados de nacimiento, documentos de adopción, o pruebas de la tutela legal.
  • Registro Civil: la declaración de opción se realiza ante el Registro Civil, donde se formaliza el vínculo del solicitante con la nacionalidad española. En el caso de los adoptados mayores de edad, también pueden realizar su declaración ante notario.
  • Documentación adicional: dependiendo de la situación específica, puede ser necesario aportar documentación adicional que acredite la relación del solicitante con el ciudadano español o con España, tales como certificados de nacimiento de los padres, documentación que acredite la antigua nacionalidad española de los padres, o documentos que prueben la tutela o guarda.

Aspectos legales y beneficios

Especial importancia tienen los siguientes aspectos legales de esta modalidad de solicitud de la nacionalidad española:

  • Derechos y obligaciones: al adquirir la nacionalidad española, el individuo obtiene todos los derechos y asume todas las obligaciones inherentes a la condición de ciudadano español, incluyendo el derecho a vivir y trabajar en España y en otros países de la Unión Europea, así como el derecho a participar en los procesos electorales.
  • Doble nacionalidad: en muchos casos, optar por la nacionalidad española no obliga al solicitante a renunciar a su nacionalidad original, especialmente si se trata de países con los cuales España tiene acuerdos de doble nacionalidad. Esto permite al individuo mantener un vínculo legal con su país de origen mientras disfruta de los beneficios de la ciudadanía española.

La nacionalidad por opción representa un reconocimiento de los lazos que pueden unir a una persona con España, más allá de las circunstancias de nacimiento. Este proceso demuestra la flexibilidad y humanidad de la legislación española en materia de nacionalidad, al abrir sus puertas a aquellos que, por razones familiares o circunstancias especiales, se sienten y viven como españoles, ofreciéndoles la oportunidad de formalizar esa realidad mediante la adquisición de la nacionalidad.

nacionalidad-espanola-por-opcion

Exámenes para obtener la nacionalidad española

Los exámenes para la nacionalidad española juegan un papel crucial en el proceso de adquisición de la ciudadanía, ya que están diseñados para asegurar que los solicitantes posean un nivel adecuado de integración en la sociedad española, tanto en términos lingüísticos como de conocimiento de las normas sociales, culturales y constitucionales del país. El Instituto Cervantes es la entidad encargada de administrar estos exámenes, que son reconocidos internacionalmente por su rigurosidad y objetividad.

DELE (Diploma de Español como Lengua Extranjera)

El DELE, como puente hacia la competencia lingüística, no es simplemente un examen, sino una puerta hacia innumerables oportunidades, como es el caso de la nacionalidad española.

  • Objetivo: el DELE certifica el grado de competencia y dominio del idioma español. Para la nacionalidad española, se requiere aprobar el nivel A2 o superior, lo que demuestra que el solicitante puede comprender frases y expresiones de uso frecuente relacionadas con áreas de experiencia que son especialmente relevantes para ellos (información básica sobre sí mismo y su familia, compras, lugares de interés, ocupaciones, etc.).
  • Estructura: el examen evalúa diversas habilidades lingüísticas, incluyendo comprensión de lectura, comprensión auditiva, expresión e interacción escritas, y expresión e interacción orales.
  • Preparación: el Instituto Cervantes ofrece numerosos recursos, incluidos cursos y materiales de estudio, para ayudar a los solicitantes a prepararse para el examen DELE.

CCSE (Prueba de Conocimientos Constitucionales y Socioculturales de España)

El CCSE constituye la llave maestra para quienes aspiran a integrarse plenamente en la sociedad española, probando no solo su conocimiento sobre la constitución y estructura sociocultural de España, sino también su compromiso con los valores y principios que definen la convivencia en este país.

  • Objetivo: la prueba CCSE evalúa el conocimiento del solicitante sobre la Constitución española, así como sobre la realidad social y cultural de España. Es un requisito para todos los solicitantes de nacionalidad por residencia, asegurando que tienen una comprensión básica de los principios fundamentales del país, su organización territorial, los derechos y deberes de los ciudadanos, y aspectos importantes de la cultura y sociedad españolas.
  • Estructura: esta prueba consiste en un cuestionario de elección múltiple de 25 preguntas, de las cuales el solicitante debe responder correctamente al menos 15 para aprobar.
  • Preparación: el Instituto Cervantes proporciona una guía de estudio y realiza sesiones de preparación. Además, se pueden realizar simulacros de examen en su página web, permitiendo a los solicitantes familiarizarse con el formato y tipo de preguntas que encontrarán.

Consideraciones importantes sobre los exámenes

Si te estás preparando para pasar el DELE o la prueba CCSE, es recomendable que tengas en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Inscripción: los solicitantes deben registrarse para ambos exámenes a través de la página web del Instituto Cervantes, donde también pueden encontrar información detallada sobre fechas, centros de examen disponibles en todo el mundo y tarifas.
  • Validez: mientras que el DELE tiene una validez indefinida, la certificación CCSE es válida por dos años desde la fecha de aprobación. Es crucial tener esto en cuenta al planificar la solicitud de nacionalidad.
  • Excepciones: algunos solicitantes pueden estar exentos de realizar estos exámenes, como menores de edad y personas con capacidad modificada judicialmente. Es importante consultar las bases específicas aplicables a cada caso.

La superación de estos exámenes es un paso necesario en el camino hacia la adquisición de la nacionalidad española, representando no solo el cumplimiento de un requisito legal sino también el compromiso del solicitante con su proceso de integración en la sociedad española. La preparación para estos exámenes permite a los individuos profundizar en su conocimiento del idioma y la cultura española, facilitando su adaptación y participación activa en la comunidad.

Abogado Extranjería Barcelona: tramitamos tu expediente de nacionalidad española

Si estás considerando solicitar la nacionalidad española y necesitas asesoramiento experto, nuestro despacho Abogado Extranjería Barcelona está aquí para ayudarte. Con experiencia en todos los diferentes caminos hacia la ciudadanía española, te ofrecemos experiencia y profesionalidad para superar con éxito este complejo proceso. Contáctanos para iniciar tu camino hacia la nacionalidad española.

Últimas Entradas

Contacta con nosotros

Más entradas
requisitos para renovar el NIE
NIE

Requisitos para renovar el NIE

El NIE (Número de Identificación de Extranjero) es esencial para cualquier extranjero en España. Actúa como tu identificación administrativa frente a entidades estatales y privadas.

Leer más »